Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 octubre 2012

Digo lo que digo porque puedo decirlo y porque necesito decirlo. Hago lo que quiero y no lo que otros dicen que me conviene, y por lo tanto conservo mi independencia y libertad. Algunos de mis antiguos amigos y amigas me han reprochado mi forma de proceder, y han censurado que me involucre en asuntos sociales contingentes aduciendo que mi labor está en otro plano, menos el terrenal. Algunos de mis nuevos amigos, que dicen estar en el camino espiritual, me censuran que escriba lo que escribo, alegando que mi papel está por encima de todo lo mundano y que según ellos lo que escribo me separa del resto.

A todos les digo que mi papel es el que tengo, y que mientras crea que tengo que jugarlo lo jugaré. No sé si será en la misma forma porque todo cambia tan aceleradamente, pero lo jugaré.

Puedo decir lo que digo porque puedo decirlo. Y a aquel que no le guste le invito a revisar en su interior qué es lo que no le gusta de lo que digo, porque es ahí donde está precisamente el asunto, en lo que no les gusta que diga. Y es en eso precisamente donde trato de llamar la atención.

Seguiré diciendo lo que digo, porque puedo decirlo.

Seguiré diciendo lo que digo, y cuando alguien lea algo que no le gusta observe que eso está en él o ella, y no en mí. Yo solamente lo escribo para que sea usado como espejo, para darse cuenta que eso es lo que es necesario cambiar para vivir en un mejor mundo, de inclusión, que es el que debemos dejarles a los hijos y a los nietos. Es necesario que dejemos el mundo que vivimos atrás, lejos. Aquel mundo donde no cabían todos los que estábamos en él. En que el que no pensaba como nosotros era un enemigo.

Vivimos el tiempo de cambios, el 2012. Ya lo estamos viviendo. Observen lo que pasa a nivel personal, familiar, de ciudad, de país, de continente, de la Tierra toda, para que veamos que nada es igual a ayer, nada permanece igual. Los terremotos, las tormentas personales y globales se suceden. Es el 2012, la caída de las estructuras añejas, para dar cabida a un mundo nuevo, diferente.

¿Quieres permanecer igual que hace años?, pues bien, eso no se puede más. Es irreversible.

Y seguiré diciendo lo que digo, porque soy de este mundo, vivo en él. No me voy ni me iré a la montaña como un asceta, para recibir a quien quiere ir a verme en la cima. No, pertenezco aquí, nada me separa de nadie sino que todo me une a todo. Soy un ciudadano común y corriente, no me pidan que suba a ninguna parte ni me meta en una caverna o funde alguna religión o me separe de mis semejantes. No, nada me separa, soy igual. Y seguiré diciendo lo que digo porque puedo. Simplemente por eso.

Que Dios nos bendiga a todos.

Anuncios

Read Full Post »