Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 9 mayo 2015

mhALB3QCuando afirmo que con ciertas actividades como artísticas, artesanales, sanación alternativa, cultivos a baja escala, emprendimientos caseros y otras expresiones de la creatividad del alma no se puede subsistir estoy en la creencia que solamente hay una manera aceptable de ganar el dinero que necesito para vivir, y que es la que conoce cada cual desde el hogar de origen. Si te criaste escuchando que debes estudiar como chino para ser profesional y luego emplearte y ganar un sueldo seguro a fin de mes, y esa fue la manera que aprendiste desde tu más tierna infancia como la única válida, es posible que no puedas estar abierto a emprender algo alternativo, porque muy profundamente pensarás que no es lícito ganar dinero de esta forma. Ahora bien, si además escuchaste que hay que evitar los riesgos, y que emprender un negocio personal puede llevar a perder toda la plata, la creencia se hace más arraigada, y pronto, cuando comience la vida ya de adulto/a no serás capaz de emprender caminos alternativos.
Aún más profundo es que como validarás que la plata se gana con esfuerzo, sudor, trabajo agotador, no estarás abierto a recibir dineros por otras vías, como por ejemplo juegos de azar, y no ganarás nunca; no aceptarás dinero por tus creaciones artísticas, o por productos de tu huerta. No considerarás correcto recibir una herencia de un familiar no directo, o simples regalos, porque lo válido es el sueldo a fin de mes.
Y aún más profundo se hará entonces el no moverte de tu trabajo, porque ninguna posibilidad de ganarte la vida será validado, y cualquier cambio generará un miedo muy grande, pavor en el fondo. Este miedo hace que no se pueda pensar en otra forma de ganarse la vida, aunque el alma esté gritando por los cambios, y como no se producen habla a través del cuerpo, enfermándose.
Es muy importante darse cuenta que lo que pensamos de nosotros mismos es una verdad irrebatible para nosotros. Creamos así nuestro mundo, y cuando no nos resultan las cosas como queremos o como son nuestras expectativas, nos frustramos a tal grado que empezamos a culpar a otro o a otros, o a esta u otra institución, de lo que nos pasa.
Muchos de nosotros tenemos ideas muy absurdas de quiénes somos en la vida, y jugamos ese papel rígidamente, sin salirnos ni un ápice de ese rol. O tratando al menos. Y tenemos reglas estrictas sobre cómo ha de ser la vida, y cómo ha de vivirse. El desafío entonces es darnos cuenta que esas reglas no necesariamente deben seguir respetándose y poder tener la voluntad y la fuerza para dejar atrás estas creencias y poder reemplazarlas por otras ideas motivadoras de mayor libertad.
Y cuando juzgo la manera en que la plata llega a mi vida estoy juzgando a Dios, porque muchas veces es la forma que Él elige para que podamos hacer lo que vinimos a hacer en la vida, para apoyarnos en lo que necesitamos. ¿Qué padre le da piedras a su hijo cuando él le pide pan?
Muchas veces sucede algo traumático que viene a hacernos mover de las creencias que nos tienen paralizados, prisioneros o encadenados a cosas, personas, instituciones, países, ciudades, u otra realidad física o emocional, forzándonos a tomar otros caminos diferentes. Estos empujones nos remueven las creencias iniciales y nos sirven para darnos cuenta muchas veces de lo poco aconsejable que es seguir en lo mismo, por ser algo que no nos funcionó.
Cambiar las creencias requiere también de valentía. Porque cambiar las creencias también es sanar. Y el cuerpo, al final de la cadena, lo agradecerá.
Que Dios nos bendiga a todos.

Anuncios

Read Full Post »