Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16 abril 2019

A quiet place

A Quiet Place es una película de 2018, del género terror-ciencia ficción, que me recordó la famosa película “Alien” con Sigourney Weaver, de 1979. Tiene la particularidad de haber sido dirigida, escrita y actuado por John Krasinsky como Lee Abbott, con Emily Blunt, como su esposa Evelyn, -su mujer en la vida real-, como coprotagonista, y Millicent Simmons, como la hija sorda de nacimiento, y Noah Juper y Cade Woodward como sus hijos pequeños.

La acción transcurre en el 2020, y la Tierra ha sido asolada por unos seres extraños, ciegos, pero con un oído extremadamente sensible, que captan los ruidos que hacen los seres vivos -humanos y animales- y cuando los descubren proceden a aniquilarlos. Así, el planeta se ve sumido en el desastre, y casi toda la población ha sido ya destruida. La familia Abbott, compuesta por Lee,  Evelyn, Regan, Marcus y Beau, luchan juntos por sobrevivir a estos terroríficos entes, de caparazón casi indestructible, rápidos como un celaje, y despiadados como desalmados. En la primera escena de la película aparece la familia completa buscando provisiones, completamente en silencio, en un local comercial abandonado, poniéndonos en contexto de inmediato en la acción que se desarrollará, y que no dará respiro.

La actuación de Emily Blunt es de primer nivel, y ya le valió ganar el SAG Award como mejor actriz secundaria por este rol. Este año ha sido un año especial para Blunt porque además por su papel en Mary Poppins ha sido nominada varias veces en los distintos premios. La película, además, ganó el premio como mejor película en apartado Ciencia ficción-Terror de los Critic’s Choise Awards. Krasinski en su doble papel, productor-actor principal, está muy acertado en ambos, exhibiendo seriedad y solidez. Una película sin palabras no es fácil de hacer y dirigir, y más de actuar. Me parece que es una prueba máxima para un actor, transmitir las sensaciones, las emociones y el hilo del guión sin palabras. Eso es un punto notable de la película. La música incidental también le agrega un sello de calidad. El sonido es una nota alta, y está nominada al Óscar como mejor edición de sonido, y a los Bafta como mejor sonido.

A Quiet Place, mantiene desde el principio hasta el final en máxima tensión. Si le gusta este género de combinación ficción-terror esta le satisfará perfectamente. Si no es su pasión se encontrará con una película de buena factura que se deja ver fácilmente, y entretiene.

A Quiet Place, calificación: 7,3 sobre 10.

 

Anuncios

Read Full Post »

Boy Erased

Boy significa “niño borrado”, y es una película basada en el libro “Boy erased, a memoir”, de Garrard Conley. Es una historia real, muy bien lograda. En español podría traducirse como “Niño ignorado”, y sería más fiel a la comprensión de la historia. Es una de las buenas películas de la temporada. La música acompaña muy bien la historia y centra aún más la atención en los asuntos que el director Joel Edgerton quiere transmitir en el guión que él mismo escribió. Edgerton, actor australiano, tiene ya una larga y fructífera historia como actor, guionista, productor y director. Lo hemos visto el “Loving”, una hermosa película sobre un matrimonio interracial, en que su coestrella Ruth Negga fue nominada al Óscar como mejor actriz secundaria el 2017, en “Red sparrow” con Jennifer Lawrence, en el papel de un espía de la CIA, en “It comes at night”, en “Bright” junto a Will Smith, en “The gift”, en la saga de “Star Wars”, y en cuántas más. En esta ocasión, interpreta a Victor Sykes, quien oficia de director del centro terapéutico “Love in Action”. A este centro envía Marshdall Conley a su hijo Jared, a someterse a terapia de rehabilitación por su homosexualidad.

La película gira en torno al rechazo que sufre Jared Conley en su familia, -de ahí el nombre de la película-, cuando cuenta a sus padres que es gay, tras lo cual es presionado a internarse en este centro, en el que tienen como especialidad “curar la homosexualidad” por medio de tratamientos vejatorios, violentos, indignos y desmoralizadores, debido al enfoque religioso de ellos que lleva la culpa y el castigo como armas afiladas que atacan el corazón de seres humanos desvalidos, solitarios débiles, de lo contrario será repudiado por la familia, por la comunidad de la iglesia donde Marshdall es pastor, y por sus amistades. Las afirmaciones basadas en las creencias que vemos que se usan para “las terapias” las escuchamos a menudo, hoy, más de lo que quisiéramos: “el matrimonio es entre un hombre y una mujer”, “sólo un hombre y una mujer pueden procrear”, “el amor homosexual está castigado por Dios”. El tratamiento parte con un “Inventario moral”, en que los internos deben hacer un listado de los “pecados” y pedir perdón a Dios. Además, deben preparar un “árbol genealógico” con los pecados de los familiares, indicando quienes han consumido drogas, han sido alcohólicos, has tenido abortos, promiscuidad (homosexualidad), enfermedades mentales, apostadores, etc. La masturbación está en la lista de los pecados personales a confesar, y les está prohibido ir al baño en solitario; alguien debe ir con ellos a vigilarlos. Todo esto lleva a configurar un ambiente que denigra completamente a quienes sufren los tratamientos.

Marshdall Conley está interpretado por Russell Crowe en una actuación convincente, seria y pulcra. No es de las mejores que le conocemos, y tampoco físicamente está como en “Gladiador” o como el capitán del barco inglés en “Master and Comander (Capitán de mar y guerra)”. Los años no pasan en vano. Nancy Conley, la madre de Jared es interpretada por Nicole Kidman, de muy buen trabajo, convincente, versátil, y segura. Un papel diferente a los que le hemos visto, difícil, pero muy interiorizada. Ella ya estuvo nominada como mejor actriz de reparto por esta actuación en los Critic´s Choise Awards. No sé si este trabajo tendrá la altura como para competir por los Óscar, porque este año la competencia que tiene es muy amplia y fuerte. Jared está interpretado por Lucas Hedges, a quien ya hemos visto en buenos papeles en “Manchester by the Sea” junto a Cassey Afleck, en “Lady Bird” con Saoirse Ronan, y otras. Su actuación es sólida, valiente, convincente, y con mucha fuerza. Hedges es un actor joven que se ha codeado con directores y actores como los mencionados. Ha dado muestras de versatilidad y de mucha calidad en sus actuaciones.

La música es de Jonny Greenwood, de Radiohead, quien hizo la música para “The Phantom Thread”, que fue nominada a los Óscar del 2018. Como dije, es una banda sonora muy especial, que aumenta la concentración en los instantes importantes.

“Boy Erased” un drama de actualidad, que no puede dejar de verse. Es una más de las ocasiones disponibles que tenemos para tomar conciencia de las formas perversas que tiene la religión para apartarse del amor universal, y hacer de las personas religiosas unas personas fanáticas, ciegas, e irreductibles en sus creencias anquilosadas, que creen que con dichos comportamientos están ganando el favor de Dios.

“Boy Erased”, imperdible.

Read Full Post »

Green Book

The Negro Motorist Green Book (El libro verde del conductor negro), más conocido como Green Book, era la biblia de los viajeros negros en EEUU durante gran parte del siglo pasado, porque era una guía de restaurantes, garages, estaciones de servicio, moteles, hoteles, y pubs donde la gente de color podía concurrir sin peligros. Esta guía del viajero negro fue hecha en 1936 por un cartero negro del Harlem, en Nueva York, llamado Víctor Hugo Green, -de ahí su nombre-, quien recibía información de parte de otros carteros repartidos en el país y la agregaba periódicamente. Esta guía circuló hasta 1967. En los años en los que Green publicó la guía, existían en EEUU las llamadas “leyes de Jim Crow” que imponían la segregación racial en el sur del país, vigentes desde el siglo XIX hasta 1965. La parte principal de las leyes se resumían en la frase “iguales, pero separados”. Debido a estas leyes, muchos establecimientos no recibían a los afrodescendientes y estos sencillamente no podían compartir espacios públicos con los blancos, so pena de maltratos o incluso de riesgo de sus vidas si trataban de hacerlo. El llamado “libro verde” era entonces una ayuda invaluable en un mundo de intolerancia y violencia racial, porque proveía información de verdaderos refugios para los “colored” en sus viajes, especialmente por el sur de EEUU. Sin duda alguna este librito, de dimensiones justas para llevar en la guantera del auto, pudo no solamente hacer más llevaderos los viajes de muchos, sino también salvar la vida de unos cuantos de ellos.

La película es la historia real viaje de un artista negro, un eximio y delicado pianista de música docta llamado Don Shirley, interpretado magníficamente por Mahershala Alí, con su conductor blanco Tony Vallelonga, interpretado por Viggo Mortensen, en un recorrido de dos meses dando conciertos en distintos lugares y escenarios, a lo largo de varios estados del sur de EEUU, los estados más segregacionistas del país. La película es dirigida por Peter Farelly, con un guión escrito por el hijo de Tony, Nick Vallelonga, junto al mismo Farelly y Brian Hayes Currie. Esta comedia dramática -en el lenguaje cinéfilo- relata una travesía de aproximadamente dos meses, en que se muestran dos hombres diametralmente opuestos, que poco a poco van rompiendo sus moldes dados por sus propias realidades sociales, culturales, raciales, crianzas, y creencias personales, para ir forjando una relación se mutuo aprendizaje, llena de dignidad, fuerza y compasión, en medio de la hostilidad racial del sur de EEUU.

Sin duda alguna que es chocante ver hoy la realidad de la segregación racial, que dio origen a tanto dolor, sufrimiento e injusticia en carne de seres humanos con un color de piel diferente, cuyos antepasados fueron alguna vez llevados encadenados a servir como esclavos, para hacer surgir la economía de un emergente país. Esa misma segregación racial que conoció la lucha de Martin Luther King, y por la cual pagó con su vida, al ser asesinado en Menphis, Tennessee, por un segregacionista blanco de un disparo de rifle en su garganta, en abril de 1968.

La película ha recibido una magnífica crítica a nivel mundial, y es segura candidata a varios premios Óscar. Su principal competidora será Vice, si no lo es Roma que podría competir como mejor película de habla no inglesa, lo que dejaría la competencia entre estas dos. Green Book ya ganó el Golden Globe como mejor película en la categoría comedia venciendo precisamente a Vice, y a otra gran candidata, The Favourite, de Yorgos Lanthimos. Por su actuación Viggo Mortensen es serio candidato al Óscar como mejor actor. Ya lo vimos el año pasado también nominado por su magnífico papel en “Captain Fantastic” (Capitán Fantástico), película que pasó sin bombos ni platillos por los cines nacionales. Sin duda ese ha sido uno de sus papeles memorables en una estupenda película, que quiebra los moldes de una sociedad estructurada, clasista y carcomida por el neoliberalismo. A lo mejor por eso no fue un éxito de taquilla. Por su parte Mahershala Alí ha ganado ya el Golden Globe y el Critic´s Choise como mejor actor secundario, dejando pocas dudas que será el más serio candidato a los Óscar de este año. Sin duda alguna su actuación es soberbia, convincente y fácilmente querible. La historia llega hondo al corazón y genera prontamente un fuerte lazo de solidaridad con ambos y con las peripecias del viaje. El director Peter Farelly también ha estado nominado este año a ambos premios, uno, como mejor director, y dos, en la categoría de mejor guión original, el cual ganó en los Globos de Oro, venciendo a Vice, Roma, The Favourite y a If Beale Street could talk, que son según la prensa y los críticos, las mejores películas de este año. (Al final, Green Book ganó el Óscar a la mejor película y Alí al mejor actor de reparto).

Green Book, una película muy bien hecha, que no puede dejarse pasar, con grandes actuaciones, y con un tema central que impacta.

Green Book, en la lista de las imperdibles de este año.

Read Full Post »