Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 abril 2015

manos-ayudaHay un taller que realizo desde hace muchos años, que se llama “El Propósito del Alma”, cuyo creador es José Luis Cabouli, mi querido y recordado profesor de mi curso de formación como Terapeuta de Vidas Pasadas, en Argentina. En ese taller, que se hace bajo la forma de una regresión, vamos al espacio entre vidas, antes de nacer a esta vida actual, y en él se revisan los diferentes aspectos de lo que será lo que viene, la forma en que se diagrama la existencia futura y las elecciones y acuerdos que se hacen para llevarla adelante. Es un taller muy poderoso, de mucho descubrimiento, de mucho trabajo interno, y de sanación profunda.
Hace dos días fui invitado a un taller de mi querida amiga Cecilia, donde nos planteó la revisión de lo que era ayudar y servir, y una cosquilla recorrió mi espalda, al recordar el ejercicio cuando lo hice de alumno de José Luis en el curso de formación hace algunos años, por lo que ello significaba como concepto.
Nada hay casual en la vida en este planeta de aprendizaje.
A continuación transcribo el ejercicio que hice ese día, como lo ha escrito José Luis en el libro llamado “El Propósito del Alma”, en que recopila su trabajo, y lo pone a disposición de las gentes:

-¿Cómo es el espacio donde tu alma se encuentra diagramando el anteproyecto para esta vida?
Es un ambiente alegre y vívido.
-¿Estás sólo o acompañado?
Está mi maestro y hay tres energías mayores.
-Fíjate quienes son y qué aspecto tienen los seres o energías que te acompañan
Son altos maestros del consejo kármico. Ellos son los que tienen los libros y los hojean. Revisan los libros de allá    para acá y de acá para allá a medida que yo expongo el plan.
-¿Qué te dicen estos seres?
Me dicen que debo ser consciente; que el plan será difícil, será duro y requerirá mucho esfuerzo.
-Fíjate cómo se prepara tu anteproyecto para esta vida. ¿Lo decides por ti mismo o te ayudan estos seres?
El plan lo diseño yo mismo. Lo discutimos seriamente, pero es lo que yo propongo. Yo lo tengo preparado, pero ellos me sugieren que lo haga más suave. Mi maestro se preocupa mucho. Me dice que soy muy porfiado y se molesta bastante al principio y trata de hacerme ver la necesidad de suavizarlo, pero después acepta el plan y me da su amor y decide apoyarme firmemente. Ellos están contentos por mi proposición de esfuerzo y me preguntan si dispongo de la fortaleza para cumplirlo.
-¿Cuál es la idea básica de este anteproyecto?
Servir y aprender.
-Fíjate qué otros aspectos acompañan a la idea central de tu plan de vida.
Son regalos para cumplir el plan. Será difícil, pero hay que ser valiente.
-¿Qué parte o aspecto de este plan te resultará lo más difícil de realizar o aprender?
Lo más difícil será trabajar la soberbia y el orgullo.
-¿Traes alguna asignatura pendiente de otras vidas? ¿Hay algo de otras vidas que tengas que resolver ahora?
Arrastro culpas, rabia y frustraciones. Tengo que resolver relaciones. Está todo acordado. Así será.
-¿Qué es lo que tu alma espera lograr al término de esta experiencia?
El plan es aprender pronto y trascender. Espero acelerar el proceso de aprendizaje, hacer algo de peso y dejar de sacar el pasaje de vuelta a la Tierra.
-¿Qué ayuda o compañía tendrás del espacio para desarrollar esta experiencia?
Mi maestro me guiará y me llevará al encuentro con los que me asistirán para cumplir el plan.
-¿Hay algún otro aprendizaje a realizar?
Tener fe. De eso se trata.

Anuncios

Read Full Post »